lunes, 13 de agosto de 2012

El Craftivismo: no es volver al pasado, es apostar por el futuro

En el blog de Elisabet Roselló (casualmente compartimos apellido) he leído un artículo muy interesante que me gustaría compartir. Podéis ver el post original aquí.



El craftivismo es un movimiento que está penetrando no tan lentamente en España y otros países, y anima tanto a mujeres como hombres a volver a la práctica de las labores y las artesanías. Es un movimiento a favor del autoabastecimiento, la personalización, la creatividad, el "Hazlo Tú Mismo" (DIY), el empoderamiento personal y la responsabilización sobre los objetos.

Su nombre procede de la fusión de los términos craft (artesanías) y activism(o). Es un movimiento esencialmente surgido en los países anglosajones, y el término fue puesto por Betsy Greer, un artesana polifacética y socióloga que trabajó con esta surgente tendencia investigando y, por supuesto, pasando a la acción.


Es una crítica al legado de un mundo postindustrial de usar y tirar, del predominio de la razón y la lógica mercantil, de la pérdida de capacidades tecnológicas tan básicas como reparar un remiendo o cocinar un estofado; de productos industriales todos iguales y baratos en detrimento de la calidad, donde la obsolescencia programada es lo más normal; de un mundo estresante donde no hay tiempo para nada, y el entretenimiento es como el fast food.

Es pasar a la acción en búsqueda de algo más constructivo y humano, a través de las artesanías y labores.

Tanto el término como Betsy Greer se dieron a conocer entre el público "crafter" anglosajón con la publicación de "Knitting for Good!: A Guide to Creating Personal, Social and Political Change Stitch by Stitch", que traducido viene a decir "tejer con agujas para hacer el bien: una guía para crear un cambio personal, social y político punto por punto".

Primero de todo, indicaremos que por suerte el craftivismo no es exclusivo del tejido de punto o dos agujas ni del ganchillo, sino que se extiende a prácticamente cualquier artesanía.

En segundo lugar, el concepto "político" ha levantado dilemas. ¿A qué se refiere con político?  Para algunos lo político se refiere exclusivamente a lo que asociamos como tal: lo que hacen y deshacen los políticos. Para otros es también la participación en la calle y en el día a día, como las guerrillas urbanas de crafts (que ya han llegado en España).



Esto ha dado lugar a un sinfín de usos de las artesanías como herramienta de protesta, para elaborar mensajes o invasiones urbanas en un contexto político y social. Por ejemplo, su última aplicación ha sido en el movimiento Occupy en EEUU.

También se ha asociado el craftivismo y el retorno de las artesanías y labores a la "Tercera Ola de Feminismo", queriendo reclamar dicho retorno para las mujeres y transformando dicho retorno con un traspaso de la esfera privada hacia la pública, mientras que la "Primera" y "Segunda" olas renunciaron a ellas por ser entendidas como una obligación.

Pero lo cierto es que, indagando y repasando todo lo hecho, este movimiento no ha sido un reclamo exclusivo de las nuevas feministas, les pese o no, ya que el craftivismo más original y propio del siglo XXI aboga por la unisexualidad y la equiparidad de estas prácticas que hasta entonces han sido asociadas en nuestras culturas a las mujeres.


Es cada vez más frecuente ver a hombres de entre 20 y 50 años aprendiendo, o confesando abiertamente haber aprendido de pequeños (aunque en algunas áreas como en Canadá ya era habitual de antaño), a coser, a tejer, y a hacer estas labores más allá de la cocina, y a mujeres aprendiendo a hacer bricolaje y otras artesanías, tal como el uso del metal, hasta entonces asociado al hombre.

5th Crochet Guerrilla

Foto de la 5a guerrilla de ganchillo que hicimos en Barcelona (foto de Le Petit Pot).


Otro aspecto que cubre el craftivismo es poder practicarlo en público. Desde tejer ganchillo en el transporte público, hasta participando en guerrillas urbanas como si de grafitear paredes se tratara. (...)

El craftivismo, pues, es un movimiento sociocultural en expansión que acoge actualmente diversas perspectivas, tales como algunas que ya hemos mencionado: tener la capacidad básica tecnológica de poder crear ropa, complementos y/o utensilios nosotros mismos y además trabajar la creatividad, la transgresión de hacer estas labores en entornos privados hacia lo público, el uso de las artesanías como medio creativo para exponer, protestar o transformar algún aspecto social o político y romper normas.

También lo encontramos como una medida ecológica y económica, a través del uso de materia primera racional y la creación de productos y objetos de buena calidad; como parte del movimiento "slow" contra un mundo rápido y encorsetante.

Las artesanías, además, son tradiciones que aportan todos estos beneficios y un sinfín de posibilidades creativas y aplicaciones más allá de lo personal y privado. Y estos movimientos están estimulando la apreciación, gracias a la educación y comprensión que suponen, de los artesanos profesionales y su trabajo cada vez más devaluado.

¡Muchas gracias a Elisabet por compartir el artículo!
¿Que opináis vosotras/os?



Share/Bookmark

10 comentarios:

  1. me ha encantado y lo comparto en mi blog de inmediato!
    alita

    ResponderEliminar
  2. Me parece una iniciativa admirable. Porque nosotros podemos cambiar el mundo, cambiando primero nuestro mundo. Si no te importa, te "robo" el post y lo publico en mi página de facebook.
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias a vosotras! Es todo un honor :)

    BTW, espero poder ir a la próxima guerrilla, que en la anterior no pude por trabajo.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Leí sobre el craftivismo hace poco a raíz de un enlace sobre diy que me envió mi novio, y desde entonces le doy vueltas a la idea del craft como medio de protesta, me llamó mucho la atención lo de darle otra vuelta de tuerca más a las labores de toda la vida y usarlas para expresar desacuerdo y reivindicar derechos.

    *pensandopensandopensando*

    ResponderEliminar
  5. muy bonito. es curioso por que justo estos dias estoy escribiendo un post que habla de la palabra craftivismo. a ver si lo publico pronto ...

    ResponderEliminar
  6. Excellent! Thanks so much for sharing this! And a photo of my book, too! YAY! :) I love to hear how people are identifying with craftivism! I'm interviewing craftivists for an online interview series right now and would love to have your thoughts! You can see more here: http://craftivism.com/blog.html/2012/08/5-questions-with-new-craftivist-interview-series/

    x
    Betsy

    ResponderEliminar
  7. A mí me parece muy importante que veamos incluso las pequeñas cosas que hacemos como un gesto político. Las decisiones que tomamos, las cosas que hacemos y las que no, la forma en la que usamos nuestro tiempo libre y la razón por la que compramos objetos... todo eso está marcado por la política. Mientras más concientes estemos de los detalles, más propios nos serán, en oposición a algo que nos impone silenciosamente el sistema, la economía, la moda o la comodidad.

    Pero también me parece muy importante que tengamos claro que este gesto es algo pequeño. Es decir, el craftivismo no es suficiente. Pero como es sencillo, como es disfrutable, es muy fácil que nos quedemos sólo con eso.

    A mi me encanta que se usen las manualidades de este modo. Más me gusta que a partir de algo tan sencillo como el tejido se puedan llegar a discutir temas tan grandes.

    ResponderEliminar
  8. Interesante artículo. Lo comparto en el facebook de teixicòmanes.

    ResponderEliminar
  9. A great article indeed and a very detailed, realistic and superb analysis of the current and past scenarios.
    Polished concrete sydney
    floor levelling
    concrete repairs
    epoxy coatings
    glue removal
    concrete coatings

    ResponderEliminar
  10. muy buen post! http://serendipity-fotografia.com/serendipity-fotografia-bodas-valencia/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...